web
analytics
Atención al Cliente: info@pajareras.es 955132403 Lunes a Jueves 09:00 - 14:00 | 17:00 - 20:00 / Viernes 09:00 - 15:00
Español English Français

Aprendizaje y juegos con periquitos

por pajaros | Aún no hay comentarios. | 713 vistas en esta entrada
Cuestiones acerca del aprendizaje y los juegos

¿Cómo puedo saber si el periquito tiene ganas de jugar?

Los periquitos no ponen “cara de ir a jugar”. Sus expresiones son más sutiles: algunos vuelan repetidamente hacia su dueño, mientras que otros solamente se animan cuando les enseñamos canicas o bolas de papel. Los animales solamente juegan si se encuentran perfectamente bien.

Mi periquito picotea la pantalla del televisor inclinando la cabeza de lado. ¿Se ha vuelto loco? 

¡Naturalmente que no! Lo que pasa es que ve reflejada su imagen y cree que se trata de una compañera a la que intenta conquistar. Este comportamiento es habitual en los pájaros que viven solos, pero raramente se observa en los que viven en grupo.

¿A la hora de jugar se observan diferencias entre los machos y las hembras?

Los periquitos machos disfrutan mucho jugando, mientras que las hembras es raro que se animen a participar. Los machos siempre son los primeros en mostrar interés por los juguetes nuevos, las hembras suelen estar más pendientes de la reproducción.

Mis periquitos no paran de emitir todo tipo de sonidos, pero no hay forma de hacer que hablen. ¿Cómo puedo enseñarles a hablar?

Sinceramente: no creo que lo consiga. De hecho, los periquitos solamente se interesan por nuestro idioma si están solos, y lo hacen para intentar relacionarse con nosotros. Si tenemos varios ejemplares juntos se comunicarán entre ellos en su propia lengua.

   


Cada uno de nuestros periquitos tiene un juguete favorito por el que le encanta jugar. ¿Pero por qué nunca juegan entre ellos?

Los periquitos nunca consideran el juego como una actividad social. Prefieren jugar con objetos. Solamente en los ejemplares juveniles observamos a veces algunas persecuciones salvajes. 

Tengo cuatro periquitos. Tres de ellos se comportan de forma totalmente normal, pero uno hace cosas raras. Para dormir se cuelga boca abajo. ¿Es normal esto?

Los pájaros también pueden ser individualistas. Y esto es algo que a veces lo manifiestan en su forma de dormir. En mis periquitos también he observado a veces esta costumbre de dormir boca abajo, y se trataba de ejemplares que por lo demás estaban perfectamente sanos, tanto física como mentalmente. Por lo tanto, no se preocupe.

Quiero empezar a adiestrar a mis periquitos. ¿Es mejor que lo haga por separado o en grupo?

Es mejor que los primeros entrenamientos los haga por separado. El animal se concentra más en lo que queremos enseñarle y no se distrae con los otros pájaros. Cuando su alumno ya haya aprendido la lección, sus compañeros la aprenderán de él. Por ejemplo, si lo que trataba de hacer era enseñarle a aterrizar sobre el hombro, los demás periquitos imitarán rápidamente al que ya haya aprendido a hacerlo.

¿Qué tienen que tener en cuenta los niños al jugar con el periquito?

Por duro que parezca, lo primero que han de aprender los niños es dejar el periquito en paz. No son ellos los que han de marcar el ritmo del juego, sino el pájaro. Si quieren jugar con algún animal, que lo hagan con el perro o el gato. En cuanto al periquito, es mejor que se limiten a observar su comportamiento y sus reacciones. Los niños pueden ofrecerle un juguete o ponérselo en movimiento (por ejemplo una pelota de plástico o una canica), pero no deben pretender que juegue con ellos.

¿Cómo puedo saber si a mis periquitos les estoy exigiendo demasiado?

Si el periquito ya no está por la labor solamente cometerá fallos y errores. Interrumpa las lecciones cuando ya no muestre interés ni por las golosinas. Pero no lo castigue en absoluto.

¡El periquito se ha escapado! ¿Qué puedo hacer?

Dado que los periquitos no conocen los alrededores de la casa, es raro que puedan regresar. Ponga de vez en cuando la jaula al aire libre para que sus pájaros puedan fijarse en los elementos más destacados de la casa y del jardín.

Los pájaros que están acostumbrados a los ruidos del exterior no se asustan tan fácilmente como los que siempre están dentro de casa. Coloque la jaula con su compañero en el exterior y en un lugar protegido y bien visible. Así es posible hacer que el fugitivo se anime a volver a casa. Permanezca cerca de la jaula y póngase alguna ropa que los pájaros ya conozcan. En cuando lo tenga a la vista, extienda el brazo manteniendo alguna golosina en la palma de la mano y llámelo por su nombre.

Consejos de Inmmanuel Birmelin, extracto del libro “Manuales mascotas en casa; Periquitos sanos y felices”

Comentarios (0)

Escriba un comentario

Nombre:


Puntuación: Malo           Bueno

Ingres el código en la caja de abajo:




Comentario: Nota: HTML no es interpretado!
Powered By InterIberica
Blog Pajareras © 2018