web
analytics

El Piojo Rojo en nuestras aves

por pajaros | Aún no hay comentarios. | 3588 vistas en esta entrada
El piojo rojo es un ácaro, un parásito hematófago que se alimenta de la sangre de sus víctimas. Suele atacar sobre todo a los canarios y tristemente cuando nos percatamos de su presencia suele haber ya una buena colonia instalada y cuesta bastante erradicarla. Produce irritación, anemia y en algunos casos la muerte, y puede transmitir enfermedades como la salmonelosis, varicela, fiebre tifoidea y cólera aviar.

Se esconden en nidos palos de madera aislantes y en cualquiera grieta o rendija. Tienen hábitos nocturnos, por lo que es muy difícil verlos de día. Prefieren climas cálidos y húmedos. Pueden llegar albergados en algún ave que haya estado en libertad sin haber sido desparasitada y se propaga con facilidad debido a la falta de higiene de las jaulas.

¿Cuáles son los síntomas?
Nuestras aves palidecen debido a que estos piojillos le roban la sangre, y pueden que las veamos rascarse debido al picor de las picaduras de la noche. También pueden mostrarse fácilmente irritables y estresadas debido a que la actividad de los piojillos por la noche les impide dejarlos descansar con normalidad.
También debemos estar alerta si vemos pequeños puntos rojos en las paredes o en cualquier otro lugar de la jaula

¿Cómo detectarlo?
como hemos dicho antes es difícil detectarlo ya que estos ácaros son muy pequeños, menos de 1 mm,  y son de actividad nocturna. Si tenemos sospechas de que nuestro ave pueda estar sufriendo el piojo rojo podemos acercarnos por la noche y observar la jaula por si viéramos algunos. Otra opción es cubrir durante la noche la jaula con un paño blanco y retirarlo a la mañana siguiente. Si el paño posee puntos rojos casi con total seguridad podremos afirmar que tenemos piojillos rojos ya que estos puntos rojos son las deposiciones cargadas de sangre de estos parásitos. Incluso podríamos ver algún piojillo atrapado en el paño.

¿Cómo deshacernos de ellos?
Lo primero que debemos hacer es sacar a nuestras mascotas de la jaula infestada y ponerla en otra que nos aseguraremos que esté bien esterilizada. Podemos limpiar nuestras jaulas con algún producto específico para la higiene de jaula de pájaros.
Después nos aseguraremos de lavar tanto la jaula como todos sus accesorios con agua caliente con un poco de lejía y un poco de jabón. También podemos repasar nuestras jaulas con vapor, o con cañones de aire caliente y rociar la jaula con un producto indicado para este caso.
 También es conveniente desechar todos los materiales porosos o con recovecos de la jaula que haya sido infectada con pueden ser nidos de madera o fibras, palos reposa aves de madera, juguetes, cuerdas, etc. 

Para prevenirlo lo mejor es utilizar jaulas metálicas y accesorios metálicos o plásticos para que estos bichitos no se instalen.

Cuando estemos seguros que nuestra jaula está libre de parásitos podremos devolver a nuestro ave. Mantendremos una buena higiene en la jaula y comprobaremos periódicamente que nuestra jaula está libre del dichoso parásito.
 

Comentarios (0)

Escriba un comentario

Nombre:


Puntuación: Malo           Bueno

Ingres el código en la caja de abajo:




Comentario: Nota: HTML no es interpretado!
Powered By InterIberica
Blog Pajareras © 2019