web
analytics
Atención al Cliente: info@pajareras.es 955132403 Lunes a Jueves 09:00 - 14:00 | 17:00 - 20:00 / Viernes 09:00 - 15:00
Español English Français

¿Hace mi loro el ejercicio suficiente?

por pajaros | Aún no hay comentarios. | 363 vistas en esta entrada
Pensando en sus alas. 

Cuando corremos, esquiamos, montamos en bicicleta o conducimos un coche, nos movemos rápidamente y esto da lugar a cambios en la química de nuestro cuerpo, cambios que se dan en cuestión de segundos. La razón es que nuestros sentidos tienen que centrarse en nuestro alrededor para conocer lo que está sucediendo cuando nos estamos moviendo y tomar decisiones rápidamente. Nuestro cerebro tiene que aprender a entender qué cosas importantes están cambiando mientras que todo está sufriendo cambios a nuestro alrededor. A medida que alcanzamos la capacidad de responder en estas condiciones, nos convertimos en una especie de " superhéroe" que nos hace cambiar nuestra persona y también la manera en la que experimentamos la vida. Lo mismo le sucede a un ave cuando es libre y puede afinar sus habilidades de vuelo. 

Exposición a la luz de espectro completo.

Para que un ave se beneficie del mejor sisterma de iluminación de espectro completo es necesario que se disponga de una fuente de luz de muy alta intensidad cerca de esta durante varias horas al día. Si la fuente de luz no es lo suficientemente intensa como para causarnos quemaduras solares a las personas, el tiempo que dé al ave es de poco beneficio. Con esto se quiere decir que la intensidad del sol al aire libre es cientos de veces mayor que una luz artificial y está en contacto con todo el cuerpo del ave. Las fuentes de luz suelen ser demsaisado bajas y suelen iluminar solo un lado de las aves. 

Densidad ósea más fuerte. 

Sin ejercicio físico, ni la mejor de las dietas va a mantener en nuestras aves una densidad ósea adecuada. Un ave , cuando vuela, gran cantidad de estrés se vuelca en todos los huesos como propulsor del estímulo que les incita a volar, esto hace que sus huesos aumenten en densidad y sean más fuertes. Para mantener la densidad ósea adecuada en la edad adulta, el loro joven necesita hacer ejercicio con frecuencia para desarrollar una buena estructura ósea y se mantenga a medida que envejecen. Es importante no confundir el ejercicio que realizan con los juegos pasivos, como sucede cuando juegan con sus juguetes o baten las alas sin llegar a despegar, con actividades que fomenten el desarrollo óseo y muscular. Para que estas actividades lo fomenten, deben involucrar ejercicios de resistencia, algo que solo se puede lograr satisfactoriamente a través del vuelo. 

Mejora el sistema cardiovascular. Los loros salvajes vuelan millas y no jadean cuando aterrizan. La mayoría de loros no pueden realizar ejercicio en una habitación sin acabar fatigados. Sin un sistema cardiovascular en forma, nada más importa. Los loros pueden padecer los mismos problemas que las personas inactivas. Durante 20 años la medicina veterinaria se ha precupado por aprender acerca de la salud básica y el control de enfermedades sólo para mantener al loro " bien". El ejercicio físico tiene efectos muy positivos en la salud de nuestros loros, tales como : 

Disminución de la presión arterial.
Aumento del colesterol HDL.
Disminución de colesterol total.
Disminución de la grasa corporal debido a la utilización de la grasa como energía.
Aumento de la función del corazón y su capacidad para bombear más sangre.
Reducción de la glucosa estimulada por la insulina.
Aumento de la producción de oxígeno al cuerpo.
Disminución de la frecuencia cardíaca en reposo.
Aumento del gasto cardíaco.
Aumento de la capacidad de trabajo aeróbico.
Reducción de la ansiedad, la preocupación y el miedo, a menudo llamado "fobia" en la avicultura.
Reducción de riesgo a padecer artritis, especialmente en loros de avanzada edad.
Aumento de endorfinas en el cerebro que actúan como un analgésico natural.
Mejora en la absorción de nutrientes.


La absorción de nutrientes no sería objeto de preocupación si nuestros loro mascota realizan mucho ejercicio. El ejercicio de vuelo tira de todos los músculos, órganos y tejidos en el cuerpo de las aves. Esto aumenta la fuerza de todas las piezas y partes del cuerpo. Uno de los principales beneficios es el incremento del flujo de la sangre por todas partes, incluyendo los intestinos, mejorando la motilidad intestinal y garantizando el aprovechamiento de todos los micronutrientes que estén pasando por él. 

Mejor equilibrio y destreza física.

Otro beneficio de la actividad física es la mejora en la coordinación motora general y el aumento de habilidades físicas. Basicamente, "la capacidad de levantarse y sentirse seguro ". 

Una mayor interacción con su dueño conduce a una mayor capacidad mental. 

Las actividades que se realicen con el loro mascota aumentarán el tiempo que pase interactuando con ellos. Sentarse a ver la televisión, repitiendo la misma rutina día tras día no se considera una experiencia de aprendizaje para nosotros, tampoco lo es para ellos aplicado a lo que se considera " vida monótona" en un loro, en la que todos sus días son muy parecidos y carentes de estímulos. 

Cuando un loro pasa por nuevas exeriencias, combinadas con el ejercicio, aumenta en gran medida la cantidad de " pensamientos" que pasan por su cerebro, elevando el coeficiente intelectual y el conocimiento de nuestro loro. El incremento de la inteligencia y la vivencia de diferentes tipos de experiencias siempre conducen a un mayor disfrute de la vida. 

Conclusión : Mayor autoestima.

La autoestima no es fácil de observar en los loros, pero la mayoría de los propietarios que tengan la suerte de haber estado con un loro bebé, en su desarrollo han visto las expresiones de euforia y el lenguaje corporal que tiene un loro feliz y confiado. Durante la etapa de desarrollo juvenil, el cerebro no reconoce el fracaso de la misma manera que lo hace un loro adulto. La naturaleza ha proporcionado este " creo que puedo", actitud para que los loros bebé sigan intentando cualquer actividad/actitud hasta que se equivoquen, porque la posibilidad de fracaso en la naturaleza es grande. 

Este " creo que puedo" es una actitud mucho menos común en los loros adultos, pues a medida que el loro bebé se vuelve " adolescente", y por lo general, a su vez, con sus alas recortadas (en la mayoría de ocasiones que se mantienen como loros mascota ) su cerebro comienza a darse cuenta de que el ejercicio y la actividad intensa le conduce a una falta de coordinación, fracasando en los resultados. Al igual que nos pasa a nosotros, pierden interés en las cosas que no pueden hacer bien. 

Un loro que hizo ejercicio desde que se vió posibilitado para hacerlo, es más positivo y no tiene miedo a enfrentarse a nuevos retos. 

Fuente: Theparrotuniversity, Steve Hartman, traducido por Leticia Muñoz. http://theparrotuniversity.com/my-bird-gets-enough-exercise-doesnt-he

Comentarios (0)

Escriba un comentario

Nombre:


Puntuación: Malo           Bueno

Ingres el código en la caja de abajo:




Comentario: Nota: HTML no es interpretado!
Powered By InterIberica
Blog Pajareras © 2017